Seleccionar página

5 mitos inmobiliarios durante la pandemia, desmentidos

5 mitos inmobiliarios durante la pandemia, desmentidos

Cada día, nuestras conversaciones están llenas de «¿ya escuchaste esto?», referente a noticias sobre la pandemia del Coronavirus. Y, por desgracia, no todo lo que se oye es cierto, especialmente cuando se trata del sector inmobiliario.

Por ejemplo: ¿asumes, como muchos lo hacen, que es un momento terrible para vender tu casa ya que los precios están cayendo en picada? Por el contrario, los últimos datos muestran que los precios de la vivienda y la demanda de compradores están incrementando en buena parte del mercado. ¿O has oído que el Coronavirus ha obligado a todos los habitantes de las ciudades principales a huir a las afueras u otras poblaciones? Algunos lo han hecho, pero el éxodo masivo que puedas imaginar no es en absoluto la realidad.

Hay un costo potencial generado por estas creencias equivocadas: perder algunas oportunidades rentables. Por ejemplo, los vendedores de inmuebles que deciden esperar podrían dejar pasar la oportunidad de ganar dinero con su venta. Mientras tanto, los compradores de viviendas que suponen erróneamente que no pueden programar visitas guiadas a potenciales casas en este momento podrían estar perdiendo la oportunidad de adquirir la casa de sus sueños, nada menos que con tasas de interés récord. 

Para ayudarte a separar las verdades de las medias verdades, de las falsedades absolutas que podrían estar llenando tus redes sociales, te compartimos cinco de los mitos prevalecientes sobre el sector inmobiliario durante la pandemia de COVID-19 y algunas verificaciones muy necesarias.

MITOS:

Mito # 1. Es un momento terrible para vender tu casa

Muchos vendedores han pospuesto sus planes para poner su inmueble en el mercado. A principios de julio, los listados de viviendas nuevas cayeron un 15% en comparación con el año anterior (algunas constructoras postergaron el lanzamiento de proyectos) y el inventario total de viviendas fue un 32% más bajo, según la muestra estadística tomada por RE/MAX Colombia .

El temor de exposición al Coronavirus es probablemente la razón principal por la cual las personas mantienen sus casas fuera del mercado, pero muchos también podrían suponer que vender una casa en este momento es un esfuerzo inútil, por la escasez de compradores de y los precios bajos.

Pero por el contrario, las últimas estadísticas sugieren que ahora es uno de los mejores momentos en años para vender una casa por varias razones.

«Dada la pandemia y la incertidumbre que causa, el sentimiento general (entre algunos propietarios) es que ahora no es un buen momento para vender su casa», dice Enrique Garcia, Broker de RE/MAX Master. «Sin embargo, hasta ahora, los datos sugieren lo contrario: que los compradores superan en número a los vendedores en el mercado inmobiliario, lo que significa que es mejor ser vendedor que comprador».

«hasta ahora, los datos sugieren lo contrario: que los compradores superan en número a los vendedores en el mercado inmobiliario, lo que significa que es mejor ser vendedor que comprador», Enrique Garcia, Broker de RE/MAX Master.

El bajo inventario de viviendas mencionado anteriormente es una de las razones por las cuales aquellos que listan sus casas disfrutarán de un mercado de vendedores fuerte, caracterizado por guerras de ofertas que podrían obtener un alto precio.

«Las ofertas múltiples podrían ser bastante comunes en los próximos meses», predice Jenny Justinico, Broker de RE/MAX Premier.

«Mientras la demanda de los compradores se mantenga fuerte, espero que el mercado se siga inclinado a favor de los vendedores», dice Jenny.

Mito # 2. Los precios de las viviendas están cayendo en picada

Los datos muestran todo lo contrario: los precios de las viviendas en realidad están aumentando.

Según estadísticas de RE/MAX Colombia, el precio medio nacional de las viviendas unifamiliares usadas creció un 3,7% durante el primer trimestre de 2020.

«Estamos viendo que los precios de las viviendas crecen más rápido que antes del COVID-19», dice Jenny. «De hecho, están al mismo ritmo de crecimiento que vimos el año pasado». 

Una razón podría encontrarse en  las bajas tasas hipotecarias y los beneficios que brinda el gobierno para adquirir vivienda.

«El récord en las tasas hipotecarias bajas aumenta el poder de compra», dice Jenny, «y, cuando se combinan con una falta de oferta, darán lugar a precios de la vivienda cada vez más altos».

Mito # 3. Los compradores están retrasando la compra de viviendas

En Colombia se realizan en promedio más de 750 000 transacciones de compraventa de inmuebles por año, e históricamente, hemos sostenido un déficit de vivienda superior al millón de unidades. Las bajas tasas de interés están impulsando gran parte de la demanda de los compradores.

También es importante recordar que el mercado inmobiliario se mueve por razones humanas como las relaciones personales, el tamaño de las familias (hijos que llegan o se van) y salud, entre otros aspectos. No es un tema exclusivamente económico.

Una advertencia: no todas las personas calificarán para un crédito hipotecario o una tasa de interés baja. La relación deuda-ingreso de un prestatario y la calificación crediticia generalmente afectan el tipo de préstamo y las tasas de interés, por lo que a alguien con grandes cantidades de deuda o una calificación crediticia baja se le puede ofrecer una tasa más alta.

Y aunque el mercado está en auge ahora, puede que no permanezca así por mucho tiempo dependiendo de lo que se desarrolle.

Si los casos [COVID-19] empeoran y generan la reversión de las re-aperturas, podría causar una pérdida de empleo a largo plazo que afectaría la demanda de los compradores.

Mito # 4. Las casas no se pueden ver en persona

A medida que el Gobierno Nacional y los gobiernos locales emitieron decretos de distanciamiento social y de permanencia en las casas para detener la propagación de COVID-19, muchas exhibiciones de casas en persona y jornadas de «Open House» se suspendieron temporalmente. Empresas inmobiliarias como RE/MAX lanzaron sus toures virtuales y «Open house» virtuales.

Por ahora, la mayoría de estas restricciones se están levantando en todo el país para que las casas puedan verse en persona, bajo estrictos protocolos de bioseguridad. Sumado a esto, agentes inmobiliarios profesionales están tomando precauciones adicionales para proteger a los compradores y vendedores.

Claudia Ramirez, agente inmobiliaria asociada a RE/MAX Master, que se especializa en los mercados de Chía y Cajicá, dice que ha estado mostrando casas virtualmente. Después de esta muestra virtual, si un comprador está interesado, programa una visita en persona siguiendo las pautas de distanciamiento social; las cuales requieren entre otros,  que todos los involucrados llenen un formulario de divulgación de COVID-19 y un formulario de limitación de responsabilidad. Además de contar con todos los elementos de protección como guantes, tapabocas, cubiertas para zapatos y desinfectante para manos.

Por otro lado, algunos agentes inmobiliarios están exigiendo a los compradores potenciales que tengan cartas de pre aprobación crediticia antes de poder ver una casa en persona. «Estos pasos adicionales también eliminan a los compradores no serios», dice Claudia. «Si alguien está dispuesto a seguir todos esos pasos y luego programar un recorrido físico, sabes que son serios».

Importante tener en cuenta: con el aumento de las tasas de contagio en algunas partes del país, se deben aplicar algunas restricciones en las exhibiciones de inmuebles. Verifica con tu agente inmobiliario profesional las pautas actuales en tu localidad.

Mito # 5. Todos huyen de las ciudades a las afueras

Este es probablemente el mito más desenfrenado de todos, y ciertamente tiene sentido desde un nivel de impulso puro. Dado que los centros urbanos como la densa Bogotá hacen que el distanciamiento social sea mucho más desafiante que en áreas menos densamente pobladas, ¿por qué los habitantes de la ciudad no huirían en masa y tratarían de comprar una casa en las afueras?

Bueno, esto es solo parcialmente cierto. Sí, los listados en las zonas aledañas a las ciudades están atrayendo más atención en estos días. En junio, el número de visitas a propiedades en municipios como Chía y Cajicá aumentó un 18%, casi el doble que en áreas urbanas.

«Hemos visto una recuperación de la demanda de compra de viviendas más rápida en los suburbios y áreas rurales que en las áreas urbanas», dice Enrique García. Sin embargo, eso no significa que todos huyan a las afueras..

Por un lado, a menos que seas extremadamente rico, no es tan fácil empacar y trastearse. Esto es particularmente cierto ya que, si bien algunas compañías han anunciado que sus empleados pueden trabajar desde su casa indefinidamente, la mayoría de las empresas aún no han decidido si algún día sus empleados tendrán que regresar a la oficina.

Como resultado, muchas de esas personas que navegan por los portales inmobiliarios, en busca de inmuebles suburbanos podrían no ser tan serias acerca de seguir adelante. Pueden fantasear con mudarse, pero cuando se trata de hacer una oferta en una casa y empacar sus pertenencias, muchos prefieren quedarse y ver cómo la pandemia del Coronavirus se desenvuelve primero.

«Esta pandemia, aunque es muy difícil, eventualmente pasará», señala Jenny Justinico. «Y cuando lo haga, ¿la gente realmente dejará de querer estar en una ciudad? Simplemente no creo que ese sea el caso. Aunque puede recibir entregas de Rappi todas las noches, eso no significa que nunca querrá ir a un restaurante, y si tiene que conducir 30 minutos a un restaurante en lugar de poder caminar a la vuelta de la esquina, ese es un estilo de vida diferente «.

Esperamos que estos mitos te ayuden a tomar decisiones inmobiliarias mejor informadas. Si quieres acompañamiento adicional no dudes en contactar a un Agente RE/MAX.

Share This