Seleccionar página

Seis errores comunes al vender una casa y cómo evitarlos

Seis errores comunes al vender una casa y cómo evitarlos
Los vendedores que eviten estos errores prevenibles pueden cerrar la venta de una casa siguiendo un proceso sencillo y sin preocupaciones.

Vender una casa puede ser un proceso complejo. Para mantenerlo sin complicaciones desde el estado “en venta” hasta “vendido”, considera estos errores comunes que las personas cometen al vender sus casas, y evita cometerlos tú también.

Escatimar en reparaciones necesarias

Algunos vendedores ignoran las reparaciones mayores esperando cerrar la venta antes de que alguien las note. Sin embargo, si el comprador detecta daños perjudiciales, es probable que detenga la venta hasta que sean reparados, o se pueda hacer un acuerdo al respecto.

Para ahorrarte la molestia y agilizar el proceso de venta, evalúa cualquier reparación necesaria antes de poner tu casa en venta. Puede parecer innecesario reparar una casa de la que te vas a ir pronto, pero puede ayudarte a vender más rápido y posiblemente a un mejor precio.

No preparar la casa para mostrarla

Tu casa está destinada a estar llena de recuerdos, fotos, imanes de cocina y todos los detalles maravillosos que la hacen única para ti. Pero una parte importante de preparar tu casa para mostrarla es minimizar las chucherías.

Para hacerlo, guarda cualquier desorden que podría distraer a un comprador interesado cuando entran a una habitación o abren un closet o armario. Organiza todas las superficies, incluyendo las estanterías, mesitas y mesones de la cocina. Al limpiar el desorden, ayudarás a que las habitaciones se vean más grandes, así los compradores podrán visibilizar sus pertenencias en el espacio. 

No te olvides del atractivo exterior. Es posible que los compradores se hagan una opinión de tu casa antes de entrar. Cuando limpies y prepares el interior de la casa, sal y dale un poco de cariño al exterior también. Esto puede incluir cualquier cosa, desde quitar la mala hierba, poner materas o retocar la pintura del exterior de la casa.

Utilizar fotos inadecuadas en el anuncio

Publicar fotos puede hacer toda la diferencia al atraer compradores que inician el proceso de compra en línea. Los anuncios digitales, incluso de la casa más magnífica, recibirán menos clics si no son presentados con fotos de alta calidad.

Por ejemplo, las fotos con mucha iluminación pueden ayudar a que una habitación parezca espaciosa. Como se mencionó antes, preparar la casa antes de anunciarla para la venta limpiando y decorando ayuda a garantizar de que las fotos capturen cada habitación con un aspecto elegante y sofisticado.

Publicarla como “en venta por el propietario”

Los vendedores que publican sus casas en venta por el propietario pueden enfrentar grandes contratiempos en el camino e incluso terminar recibiendo significativamente menos dinero a cambio. Para garantizar que la venta sea legalmente sólida y que estás recibiendo ofertas competitivas, es importante contratar a un agente inmobiliario.

Como tu representante en la venta, un agente inmobiliario te ofrecerá una guía y se asegurará de que el proceso se adelante sin problemas. Los agentes calificados dedican sus vidas a ayudar a las personas a navegar el procesos de compra o venta, entonces ¿por qué intentarlo solo?

Establecer un precio inflado

Sé realista y oportuno al establecer un precio de venta inicial. Lee sobre el mercado inmobiliario local para conocer las tendencias actuales de compradores y vendedores. Por ejemplo, vender en un mercado de vendedores puede significar que pongas tu casa en venta a un precio más alto para dar cuenta del aumento de la demanda.

Contratar a un agente inmobiliario que puede guiarte hacia un precio de venta justo, puede ser determinante. A veces, establecer un precio desproporcionado frente al valor del inmueble significa que la casa significa que la casa permanecerá en el mercado durante días interminables. En consecuencia, los compradores que ven una casa en el mercado sin ningún movimiento pueden cuestionar la integridad de la casa.

Subestimar los costos asociados al proceso

Antes de que tu casa salga al mercado, asegúrate de que estás al tanto de los costos asociados al proceso. Mientras tu inversión inicial puede ser alguna reparación de rutina, puesta en escena y fotos profesionales para los anuncios, ten en cuenta que, a medida que la venta avanza, generalmente pagarás los costos de cierre, los gastos de mudanza y las tarifas asociadas con la contratación de un agente inmobiliario.

Considera estos costos como inversiones. El retorno es cuando recibes un mayor valor por tu casa debido a la forma como fue presentada a los compradores interesados o cómo fue presentada por un agente inmobiliario experto y profesional. Dicho esto, asegúrate de presupuestar estos costos de antemano para evitar sorpresas.

*Tomado y adaptado de https://news.remax.com/6-common-mistakes-made-when-selling-a-home

Deja una respuesta

Share This